Cerrar

Líderes del mundo reaccionan a anuncio de Trump que reconoce a Jerusalén como capital de Israel

06/12/2017 15:37

Las declaraciones del Presidente fueron cuestionadas por autoridades tanto palestinas como del mundo.

Diversas reacciones generó el reciente anuncio del Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien reconoció a Jerusalén como capital de Israel y ordenó iniciar preparativos para mover a ese lugar la embadad norteamericana que se mantiene en Tel Aviv.

La medida fue celebrada por el Primer Ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, quien calificó el anuncio de Trump como "histórico" y un "importante paso para la paz". Asimismo, la autoridad aseguró que se mantendrá el "statu quo" de lugares santos en Jerusalén.

Sin embargo, el Presidente palestino, Mahmud Abás, aseguró que el aununcio de Trump es una declaración de la salida del Washington del proceso de paz. En la misma línea, desde la Organización para la Liberación Palestina (OLP) afirman que el anuncio destruirá la "solución de los dos estados", el acuerdo entre Israel y Palestina.

Desde la organización palestina Hamás, rechazaron el anuncio del Mandatario estadounidense, afirmando que el Presidente "abrió las puertas del infierno" con su medida.

Por su parte, el Papa Francisco no se restó de la polémica e hizo un  llamado a que se respete el "status quo" en la zona para evitar futuros conflictos bélicos entre israelíes y palestinos.

"No puedo guardar silencio por mi profunda preocupación por la situación que se ha creado en los últimos días y, al mismo tiempo, dirigir un sincero llamado para que sea compromiso de todos respetar el status quo de la ciudad, en conformidad con las pertinentes resoluciones de las Naciones Unidas", expresó el Sumo Pontífice.

La máxima autoridad de la Iglesia Católica agregó que "Jerusalén es una ciudad única, sagrada para los hebreos, los cristianos y los musulmanes, que en ella veneran los lugares santos de las respectivas religiones, y tiene una vocación especial a la paz".

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, calificó como "medidas unilaterales" las declaraciones de Trump, agregando que ponen en peligro las perspectivas de paz para los israelíes y los palestinos.

Otro de los cuestionamientos a las medidas de Trump vinieron desde el Parlamento Británico. Ante del anuncio de Trump, la Primera Ministra Theresa May afirmó que la postura de su país "el estado de Jerusalén debería determinarse en un acuerdo negociado entre los israelíes y los palestinos, y Jerusalén en última instancia debería formar una capital compartida".

Notas Relacionadas