Cerrar

Chilenos redujeron un 22% el consumo de bebidas azucaradas tras impuesto segmentado

04/07/2018 14:43

Imagen referencial / Agencia Uno.

El sondeo realizado en tres mil hogares, reveló que las personas redujeron en 700 ml. su consumo mensual de este tipo de líquidos.

Casi un tercio del total de azúcares libres consumidos por la población chilena provienen del consumo de bebidas, jugos y aguas azucaradas, el cual ha disminuido un 21,6%, según un estudio realizado por la Universidad de Chile y Universidad de York.

Esto se debe a que desde 2014 comenzó a aplicarse el Impuesto Adicional a las Bebidas Azucaradas (IABA) a bebidas no-alcohólicas a las que se hayan agregado colorantes, saborizantes o edulcorantes.

El sondeo realizado en 2.900 hogares determinó que tras la implementación del IABA, dismuyó el consumido mensualmente de líquidos de alto contenido de azúcar, observable mayoritariamente en hogares de niveles socioeconómicos medios y altos. Sin embargo, contrario a lo esperado, no se observó un alza importante en el consumo de productos bajos en azúcar.

"Esta reducción es significativa. Pese a que fue un impuesto de magnitud pequeña, logró generar una modificación del consumo de los hogares, lo que habla positivamente del potencial de este tipo de medidas en línea de lo que ha pasado en México o en el Estado de California en Estados Unidos, en los cuales la implementación de estos impuestos ha ido de la mano de cambios en los patrones de conductas de las personas", explica Cristóbal Cuadrado, profesor de la Escuela de Salud Pública de la U. de Chile, quien es uno de los expertos que participó del estudio.

MIRA TAMBIÉN: El sabor de siempre: Nueva forma de estructurar el azúcar

Marc Suhrcke, profesor de Economía de la Salud Global de la U. de York y coautor de la investigación señaló que "los resultados sugieren que la política fiscal chilena ha sido efectiva en reducir el consumo de bebidas azucaradas. Sin embargo, es necesario que los tomadores de decisión tengan en cuenta que por sí misma esta política no permitiría reducir las grandes desigualdades socioeconómicas en salud relacionadas con la alimentación".

A nivel mundial actualmente la obesidad es uno de los grandes desafíos de la salud pública. En Chile ha tenido una fuerte arremetida, que según estadísticas de la Encuesta Nacional de Salud, entre 2009 y 2016 la obesidad avanzó desde un 25,1% a un 34% en la población.