AhoraNoticias Mega.cl
Chile
15 de Enero de 2016 / 19:18 Hrs.

Grave denuncia de conscriptos que abandonaron el Ejército: Nos pegaban y cobraban por la ropa

Se trata de 20 jóvenes del regimiento Tacna, en la comuna de San Bernardo, quienes acusan a los altos mandos de cobrarles dinero para poder acceder a su indumentaria, además de amenazas y agresiones.

Grave denuncia de conscriptos que abandonaron el Ejército: Nos pegaban y cobraban por la ropa

Daniel Espejo

Paloma Jara R., AhoraNoticias.cl

Una polémica denuncia en contra del Ejército salió a la luz pública, luego que un grupo de ex conscriptos del regimiento Tacna, comuna de San Bernardo, acusaran haber sufrido violencia física y sicológica, además de cobros indebidos al interior de la institución.

"Las irregularidades comenzaron en la primera campaña, que fue como en mayo de 2015. Ahí nos cobraron implementos de abrigo, que fueron guantes, coipas y gorros", relata a "AhoraNoticias.cl" Daniel Espejo, uno de los 20 ex aspirantes que encabezan la acción judicial.

El joven cuenta que le cobraron tres mil pesos a cada soldado, asegurando que "en ese momento pensábamos que era normal que nos cobraran, aunque yo tenía entendido que en el Ejército no te podían cobrar nada".

MALTRATOS

Ese fue el primer indicio de conductas irregulares, pero según cuentan los afectados y el sitio electrónico "The Clinic", los actos más graves no tardaron en llegar.

"En uno de los viajes, mientras íbamos en camino, el cabo Francisco Almona Poblete empezó a tratarnos mal, a pegarnos. Al principio pensábamos que era parte de la instrucción. Con el tiempo nos fuimos dando cuenta que si no hacíamos lo que él quería, nos pegaba un parche rojo (golpes en el cuello) o un matachancho (golpes con los nudillos en la cabeza)", agrega, confesando que "a mí me decía negro y esclavo".

LA DESERCIÓN

Los ex conscriptos cuentan que la decisón de abandonar el Ejército la tomaron luego que "la teniente Macarena Cabrera Cantellano nos amenazó con que si hacíamos algo contra ella o contra cualquiera, iba a hablar con su hermano que tenía en la PDI y que nos iba a meter presos".

 

"Nos dijo que le importaba un p... los permisos especiales o si veíamos a nuestras familias, que nos iba a cortar todo si hablábamos en contra", detalla Espejo.

Tras este hecho, los jóvenes esperaron salir de francos y no volver más al regimiento, junto con poner la denuncia correspondiente.

SECUELAS

Para Pablo Figueroa, otro de los conscriptos, las agresiones sufridas siguen afectando su vida. "Yo estuve mal mentalmente, estoy con medicamentos, paso en mi casa nomás, estoy con resposo en domicilio".

En pleno 2015, cuando ocurrieron los hechos, el joven tenía 17 años y hasta hoy busca superar esa etapa. "Yo sigo siendo soldado con reposo en casa. No quiero volver ahí por lo que me hicieron ellos", asegura.

"Yo al servicio militar entré buscando una oportunidad, pero cuando entré lo perdí todo. Me fui abajo completamente", precisa aclarando que "lo que más quiero en estos momentos es recuperarme de lo que me hicieron y estudiar".

LA AYUDA DEL CAPITÁN HARVEY Y SU BAJA EN EL EJÉRCITO

"Mi capitán (Rafael) Harvey era comandante de nuestra batería, a él le contábamos todo, él nos ayudaba, nos aconsejaba. A parte de verlo como capitán lo encontré como mi papá adentro del regimiento, porque me escuchaba. Él nos apoyó harto", sincera el ex conscripto Daniel Espejo.

Harvey se enfrentó a sus superiores al enterarse de los cobros indebidos que estaban ocurriendo dentro del regimiento. Posiblemente esa conducta fue la que llevó al Ejército a cambiarlo de cargo y poner en su lugar a la teniente Cabrera Cantellano.

Poco tiempo después los conscriptos dejaron el regimiento y a él "lo procesan por el delito de sedición", según confirma a este medio su abogado, Álvaro Aburto.

"Él estuvo en prisión preventiva tres semanas y ahora sigue procesado. La causa ha seguido avanzando", agrega el defensor, aclarando que por el momento el sumario se encuentra en calidad de "secreto".

INOCENCIA

"Lo que Harvey quiere lograr es que se acredite su inocencia, que nunca promovió la desersión en los soladados, pero también que se aclaren las denuncias por los cobros. Esa causa no ha avanzado nada, a pesar de que está muy claro quienes son las personas que hacen los cobros y quienes los avalan".

En ese sentido, destaca que "él quiere seguir ahí, es la quinta generación de militares en su familia. Tiene una destacada carrera militar, ha sido profesor del centro de operaciones de paz. Hasta antes de todo esto tenía una carrera que iba avanzando y podría haber llegado hasta los más altos cargos".

Además, el capitán ha pedido por escrito 11 veces audiencia con el comandante en jefe del Ejército, desde marzo de 2015, pero le habrían negado la solicitud.

Desde el Ejército señalaron a "AhoraNoticias.cl" que "ha ejercido las acciones reglamentarias y legales que corresponden para este caso que está siendo investigado por la Cuarta Fiscalía Militar".

subir