Ahora es Noticia

Ingresa alguna palabra y presiona "Enter"

Mundo

Elton John y Celine Dion rechazan cantar en investidura de Trump y artista británica pone particular condición

Rebecca Ferguson, que saltó a la fama en "The X Factor UK", pide interpretar un tema en contra del racismo.

04 de Enero de 2017 11:50

Elton John, Andrea Bocelli y Celine Dion, son solo algunos de los artistas que han rechazado cantar para la investidura de Donald Trump el 20 de enero, ceremonia en que el empresario asumirá la Presidencia de Estados Unidos.

Un escenario radicalmente distinto al que vivió Barack Obama hace cuatro años, en que antes de su juramento el himno estadounidense fue interpretado por Beyoncé y después participaron artistas como Kelly Clarkson, James Taylor y Alicia Keys. En 2008, durante su primera investidura, la estrella invitada fue Aretha Franklin.

La última en sumarse a la polémica de la ceremonia de investidura de Trump fue Rebecca Ferguson, que saltó a la fama tras su participación en “The X Factor UK”. La artista británica dijo que cantaría con una condición: que le permitan interpretar Strange Fruit.

“Si me permiten cantar Strange Fruit, una canción que tiene una enorme importancia histórica; una canción que estuvo en la lista negra en Estados Unidos por ser muy polémica; una canción que le habla a todos los ignorados y oprimidos de raza negra en Estados Unidos; una canción que es un recordatorio de como el amor conquistará el odio del mundo, entonces ahí aceptaré su invitación y lo veré en Washington”, escribió la cantante a través de su Twitter.

Strange Fruit, originalmente un poema escrito por Abel Meeropol e interpretada por Billie Holiday, fue uno de los primeros lemas del movimiento por los derechos civiles estadounidenses y una denuncia contra los linchamientos hacia afroamericanos.De los árboles del sur cuelga una fruta extraña / Sangre en las hojas y sangre en la raíz/ Cuerpos negros balanceándose en la brisa del sur/ Extraña fruta que cuelga de los álamos”, reza el primer verso.

 

El pedido de Ferguson es simbólico, tomando en cuenta que durante su campaña Trump fue acusado de racista y xenófobo.

La encargada de la organización de la ceremonia de toma de poder de Trump, es Stephanie Winston, quién estuvo encargada por años de la gala anual de la revista Vogue en el Metropolitan de Nueva York.

Por el momento han aceptado participar las bailarinas Rockettes, Jackie Evancho, una soprano de 16 años y ex participante de America’s Got Talent, y el coro Mormón "Tabernacle". 

Notas relacionadas

Mundo

Trump: La ONU es un "club" para que la gente lo pase bien

El magnate criticó a la organización tras la resolución del Consejo de Seguridad contra los asentamientos israelíes.

Mundo

Donald Trump lanzó poco amigable saludo de Año Nuevo

El Presidente electo de Estados Unidos se acordó de sus enemigos antes del comienzo de 2017.

Comentarios

Mostrar comentarios