Ahora es Noticia

Ingresa alguna palabra y presiona "Enter"

cerrar x
Tamaño del texto
Mundo

Atentado a la AMIA: El caso que investigaba el fiscal Nisman al momento de su muerte

El fallecido persecutor murió en extrañas circunstancias justo después de vincular a la Presidenta Fernández con el encubrimiento del brutal ataque terrorista perpetrado hace 20 años.

19 de Febrero de 2015 12:56

En 1994 se registró el peor atentado terrorista en territorio argentino, el cual dejó 85 víctimas fatales y cerca de 300 heridos. La mañana del 18 de julio, un coche bomba estalló con 300 kilos de explosivos en el exterior de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), en el centro de Buenos Aires.

 

Este ataque es uno de los peores sufrido por la comunidad judía en el mundo, y ocurrió a solo dos años de otro ataque a la embajada de Israel en Argentina, que dejó 29 víctimas fatales.

 

 

Tras el ataque, la "Causa AMIA" comenzó a ser investigada por el magistrado Juan José Galeano, pero sus irregularidades en el proceso investigativo, que incluyen hasta pagos para obtener información, dejan al fiscal Alberto Nisman como persecutor del caso.

 

Después de varios años de investigación en que no hubo ningún sospechoso procesado, en 2005 el fiscal Nisman acusa a Irán de organizar el atentado contra la comunidad judía y al grupo Hezbollah como los ejecutores del ataque. Esto respondería al cierre del acuerdo de transfererencia de tecnología nuclear pactado entre Argentina e Irán.

 

 

El vínculo de la Presidenta Fernández

 

En 2007 la justicia trasandina solicitó a la Interpol la captura de cinco altos mandos del gobierno iraní como presuntos vinculados al cruel ataque. Entre ellos se encontraba el ministro de Defensa, el ex agregado cultural de la embajada de Irán en Buenos Aires  y el ex ministro de Seguridad.

 

En 2013 Irán y Argentina (bajo el mando de la Presidenta Fernández) firmaron un Memorándum de Entendimiento para avanzar en la causa. El acuerdo incluía una Comisión de la Verdad en la que nueve comisionados investigarían la causa para determinar la responsabilidad de los culpables.

 

 

Este Memorándum fue aprobado por la Cámara de Diputados y quedó en calidad de tratado internacional. Este acercamiento entre ambos gobiernos generaría las principales sospechas del persecutor.

 

Dos años después de este acuerdo, el fiscal Alberto Nisman acusó directamente a la Presidenta Fernández por "la decisión deliberada de encubrir a los imputados de origen iraní". El informe del persecutor indica que la Mandataria tomó "la delictiva decisión de fabricar la inocencia de Irán para saciar intereses comerciales, políticos y geopolíticos de la República argentina”.

 

Para el fiscal todo comenzó en 2011, cuando el ministro de Relaciones Exteriores de Argentina, Héctor Timerman, se reunió con su par iraní en Aleppo para comunicarle que el Gobierno trasandino estaba dispuesto a renunciar a la investigación a cambio del reestablecimiento de las relaciones comerciales.

 

El "Caso Nisman"

 

El 14 de enero de 2015, el fiscal Alberto Nisman presentó su denuncia formalmente contra la Presidenta Fernández por el supuesto encubrimiento de los responsables iraníes. Cuatro días después, cuando debía presentar los documentos en el Congreso Nacional, apareció muerto en su departamento con un impacto de bala en su cabeza.

 

A un mes de su muerte y tras varios peritajes aún no se logra establecer el real origen del deceso. Las últimas pruebas forenses descartarían la tesis del suicidio, debido a la trayectoria de la bala y la ausencia de pólvora en su mano.

 

A esto se suman las últimas declaraciones de su ex mujer, Sandra Arroyo, quien en una entrevista radial aseguró que "por su personalidad" sería imposible que Nisman que haya quitado la vida, y menos con una pistola.

 

Hoy el caso toma ribetes de enigma policial, que podrían costarle muy caro a la Presidenta Cristina Fernández.

 

 

Fuente: BBC / Lanacion.com.ar

Cargando...